Nos vamos de viaje


Ya llega el buen tiempo y con él todos viajamos más, pero no debemos olvidar a nuestras mascotas, ellos también disfrutan mucho con los viajes familiares y hay muchos lugares donde se puede ir acompañados de nuestros amigos de cuatro patas.


Sin ambargo, cuando viajemos con nuestra mascota debemos considerarle un pasajero más, y conocer la forma correcta de que éste viaje en coche con nosotros de forma segura para él y para nosotros mismos.

Existen varios elementos para poder viajar con nuestro amigo de forma segura y legal.

Cinturón de seguridad

Tiene el mismo funcionamiento que un cinturón de seguridad humano. Se engancha en un arnés homologado para el perro en un extremo, y el otro extremo al enganche del coche.

Transportín

Es probablemente la opción más segura, siempre y cuando se utilice de forma correcta.

  • En el caso de los animales pequeños o medianos, el transportín puede ir colocado en el suelo, tras los asientos delanteros y en dirección transversal a la marcha. En caso de colisión o frenada brusca el transportin no se desplazará ya que los propios asientos contendrán el impacto.
  • En el caso de mascotas de mayor tamaño el transportín se colocará en el maletero, tambien de forma transversal a la marcha, para que en caso de colisión los respaldos retengan el transportín.

Barras de seguridad

Garantizan la separación entre el maletero y el resto del vehículo. Si el perro va suelto en el maletero no garantiza su seguridad.

Red de seguridad

Su funcionamiento es similar a las barras de seguridad, pero es más flexible y menos resistente. No es nada recomendable.

En ningún caso debemos dejar que nuestra mascota viaje suelta por el vehículo, puede ser peligroso para ella, para nosotros, y además un motivo de sanción con una multa de alrededor de 100€.

Fuente: nosinmiperro.com